13.11.14

También tenemos fantasma

Ahora resulta que tenemos fantasma también


29.8.10

Mineros atrapados

A esos hombres atrapados bajo la tierra, a las puertas de su eterna espera, un canto de un paisano suyo, llamado el poeta de los mineros.

En 1949 la Convención Nacional de Asociaciones Mineras, distingue a Roberto Flores Álvarez como “El Poeta de los Mineros”. Este Contador General de profesión, nace un 15 de noviembre de 1909 en la ciudad de Vallenar, donde realiza sus primeros estudios. Posteriormente se traslada a La Serena y Coquimbo. En 1952 fue designado Intendente de esta última provincia.Más tarde sería elegido representante de la Provincia de Atacama ante la Cámara de Diputados.


Desde 1932, se destaca como poeta y sus creaciones ven la luz pública en diferente diarios, revistas y antologías de todo el país, destacando su aparición en la “Antología de los Grandes Poetas” de Francisco Galano.

Su poesía, al igual que su vida, se desarrolla en el Norte Chico, dando como resultado una obra poética regionalista, basada en sus características geográficas, históricas y étnicas, donde la minería tiene un lugar fundamental.


El poema épico “Canto a los Mineros” es considerado una de las obras que mejor recoge el vivir del minero y su gesta, logrando extraer belleza de un tema áspero y sufrido. En el recorre de manera muy hermosa la historia de la minería nacional.


Roberto Flores Álvarez, fallece en La Serena, el 10 de diciembre de 1984, el mismo día en que se aprestaba a recibir el Premio Regional Nacional de Literatura.


CANTO A LOS MINEROS
(fragmentos selectos)

Los besos de los labios milenarios
calmaron los ardores de la tierra,
y por su frente trémula se alzaron
en arrugas sin fin las cordilleras.

Y en cósmica amalgama de colores,
vivificando el pecho de los montes,
palpitaron las vetas minerales
tal como late el corazón del hombre
. . .

Y fue el indio “diaguita” de mis sierras
que molía las “menas” en sus toscos marayes,
y en la frente del bronce, y en la piel de la greda,
dibujaba el enigma de sus sueños astrales
. . .
Arañando laderas y montes de la Patria
el cateador camina con rumbo hacia la gloria;
la veta que hoy, esquiva, se oculta a su mirada,
quizás mañana alumbre los fastos de la Historia.

Yo, que soy minero de sueños imposibles,
y que busqué en la aurora las vetas desoladas,
sólo encontré las “menas” de mis versos humildes
para cantar por todos, las glorias olvidadas.

tomado de http://www.areaminera.com/Contenidos/cultura/articulos/2.act

30.3.10

Sanatorio en la Catedral de sal

Las autoridades locales y la administración de la Catedral de Sal, anuncian que para el próximo año estará en servicio un sanatorio, en principio para personas con problemas respiratorios. Funcionará bajo tierra, en las profunidades, en un espacio aledaño a la Catedral que se está adecuando.

No es nueva la idea de los beneficios del aire salitroso que se respira adentro. Los propios mineros, en opiniones divididas, decían que a pesar del mal olor, el aire que se respiraba dentro de la mina era benéfico.

Y en el libro sobre la Catedral que tiene el título más bello, el de Gloria Dahl, Una catedral de sal y silencio, al final se tanscriben recomendaciones y recetas sobre los beneficios de la sal para la salud.

Lo cierto es que, a imagen y semejanza de lo que ocurre en Polonia, desde 1825, año en que se construyó el sanatorio de Wieliczka, la Catedral de sal de Zipaquirá ofrecerá esta posibilidad de sanación para personas que lo requieran. Un buen proyecto al que se le augura el mejor de los rumbos. Para dar una idea de cómo será el sanatorio se exponen fotografías del que funciona en la mina de Polonia.








11.1.10

Los Hombres De La Sal

Algo así como entrar a un caracol. Apenas se pisan los recintos de la Catedral de Sal de Zipaquirá se siente un extraño vaivén de olas frías que traen el rumor del mar que hace 15 millones de años se extendía por mucho de lo que ahora se llama sabana de Cundinamarca.


En esta zambullida puede respirarse por la boca y sentir que en la lengua y el paladar se adhiere un nuevo sabor nunca antes percibido. Es ese mismo sabor que martilleros, perforadores, malacateros, herramienteros e ingenieros que, a fuerza de 71 toneladas de explosivos, lograron en cada espacio y detalle de una obra única.


No hay una sola línea, una sola circunferencia que no haya surgido del cálculo de cada explosión, allá tan adentro de la tierra. Sin importar qué tan pequeño o delicado fuera el trabajo, la dinamita se usó de manera precisa para transformar rocas de tamaños descomunales en cruces, reclinatorios, arcos, cúpulas y escalones.

El renacer de esta maravilla empezó hace 10 años cuando Jorge Enrique Castelblanco, Jorge Agudelo, Alvaro Gómez Hurtado (qepd), y los ingenieros del Instituto de Fomento Industrial (IFI)-Concesión de Salinas, se decidieron a soñar con una nueva catedral ante el deterioro e inminente cierre de la original.


En 1975 se realizó el primer estudio que demostró el irreversible proceso degenerativo de la mina, abierta un siglo antes, y, por lo tanto, se planteó su cierre. Cuando Castelblanco y Gómez Hurtado presentaron otros estudios en 1979 se produjo una clausura temporal.


Pero sólo hasta 1982 nació la idea de reubicar la catedral y no dejar desaparecer ese patrimonio cultural. Castelblanco recuerda que propuse algo muy sencillo en ese tiempo, pero casi diez años después el Instituto sacó a concurso nacional el diseño arquitectónico de la nueva catedral. La propuesta del arquitecto Roswell Garavito Pearl obtuvo el primer lugar .


Castelblanco, quien en 1991 fue encargado por el IFI-Concesión de Salinas de la dirección técnica del proyecto final, concebía una réplica exacta de la antigua iglesia, mientras que Garavito pensó en incluir más elementos con una simbología especial. Sin embargo, la propuesta final se gestó con las ideas de ambos.


No obstante, la parte delicada, de mayor dedicación y maestría fue encomendada al tallador José Vicente Pinto García, de 72 años, quien participó en la construcción de la primera iglesia en la década del cincuenta.


Todas las tallas de la antigua catedral de sal fueron trasladadas a la nueva, sin ser alteradas en detalle alguno.


La catedral significa mucho para los zipaquireños, sobre todo para las familias de los mineros, puesto que la mayoría de los 127 hombres que construyeron las grandes cavernas, son hijos de pensionados de Concesión Salinas que hicieron la vieja catedral, y a su vez los padres de éstos trabajaron en la mina antes de que siquiera se pensara en realizar una iglesia bajo tierra , cuenta Castelblanco.


En las obras de arte que incluye la nueva catedral participaron escultores de El Taller de las Artes, Acrópolis, los maestros José Vicente Salamanca y Carlos Encizo, y la Compañía Gómez de la Vega, entre otros.


Castelblanco dice que además, sin la responsabilidad que debió asumir el ingeniero Alvaro Francisco Frías Acosta, director técnico del IFI, para que se cumplieran los innumerables contratos de la obra, habría sido imposible mostrar esta maravilla .


La antigua catedral Debido a las características de la mina donde estaba ubicada la antigua catedral, su vida útil era de 100 años, de ahí en adelante, el lugar empezó a vivir un proceso normal de envejecimiento que hizo reducir su resistencia y dimensión interior.


Por eso, la catedral solo duró 40 años, puesto que fue construida cuando la mina cumplía su primer siglo. Los años que estuvo abierta la primera catedral fueron horas extras de trabajo , dice asombrado Castelblanco, quien señala que el templo original fue levantado justo cuando la mina ya había cumplido su período de explotación.


La mina fue explotada de una forma tan rudimentaria que no me explico cómo pudo durar tanto tiempo. Las columnas que sostenían el techo de la catedral estaban tan deterioradas que los mineros las amarraban con cables de acero para evitar que se desplomaran. La iglesia, en sus últimos años, no era un monumento a la sal sino a la madera que sostenía las paredes , agrega Castelblanco.


En 1979, la catedral debió ser cerrada por primera vez, porque ya se habían presentado las primeras fallas estructurales. Fueron muchos los intentos que se hicieron para aplazar año tras año el cierre definitivo, hasta que finalmente el 5 de septiembre de 1993 no hubo más remedio.


La clausura se postergó hasta esa fecha mientras que se trabaja en las obras preliminares de la nueva catedral, iniciadas en 1990.


Comparativamente, la vida de la nueva catedral se prolongará de 200 a 300 años, según los estudios realizados durante seis años.


La Ingeniería de Minas dice que una explotación de sal debe tener como mínimo un factor de seguridad 1,75, sin embargo, la antigua catedral tenía apenas factor 1. La nueva, en cambio, alcanza el factor 3, lo cual significa que los zipaquireños le entregan al mundo una obra que brillará durante los próximos tres siglos

Publicado el 16 de diciembre de 1995 en http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-484695

22.11.09

RINCÓN DONDE CUALQUIER PERSONA PUEDE DISPERSAR SUS PENAS

En esta oportunidad las fotos son de Angelita y están tomadas del siguiente enlace: http://www.minube.com/fotos/rincon/22459/432202, y las opiniones, de donde se extrajo el título de este artículo, están en la página de minube.



 Angelitacolombia dijo: (2 Noviembre 2008)

La Catedral de Sal está construida en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, es considerada como uno de los logros arquitectónicos y artísticos de la arquitectura colombina.






Jennifer Espinosa dijo:
La catedral es el rincon donde cualquier persona puede dispersar sus penas y undirse en un mar de experiencias y rincones maravillosos... Donde solo el reflejo de la sal te ayuda a pensar y a meditar sobre las grandes maravillas que podemos nosotros los seres humanos crear con los recursoss que nos brinda la naturaleza



Vagamundos dijo:

Uno de los monumentos más originales y espectaculares del mundo, una catedral construída enteramente en el interior de una montaña de sal, aprovechando las galerías de más de 100 metros de largo, 10 de ancho y 16 de alto que hacen para extraer la sal.





Jose Maria dijo:

Esplendida catedral esculpida integramente en una montaña de sal hecha toda a mano tanto por fuera como por dentro una de la maravillas del mundo, una visita obligada en Colombia realmente impresionante

19.10.09

Bogotaniando en la Catedral de sal







El canal de televisión City TV tiene entre sus secciones una que se llama bogotaniando. En el siguiente enlace se puede observar la visita que hicieron los periodistas de esta sección a la Catedral de sal. Una opotunidad para ver imágenes en movimiento del interior de la Catedral.

http://www.citytv.com.co/videos/23766/bogotaniando-en-la-catedral-de-sal-de-zipaquira-parte-i

20.9.09

Nueva atracción


NUEVA ATRACCIÓN, anuncia el sitio oficial de la Catedral de sal de Zipaquirá. Se trata de un muro de escalar que, sin duda, llamará la atención de muchos jóvenes, que es la razón , imagino, que tienen en cuenta a la hora de hacer algo así. De paso, llegan otros a acompañar al escalador y todos contentos. Bienvenido pues el muro, con su insolente altura y sus arisca (o será arenisca) mirada, que todo vale en aras de que la gente visite las entrañas de la tierra en Zipaquirá, donde evocan aquellos tiempos en que el mar decidió cambiar de posición.